jueves, 25 de octubre de 2012

Nadie le debe nada a Matthew Perry

Este lunes comenté cómo Cougar Town se había convertido en un ‘happy place’ con el paso de los episodios. La serie pasó de reírse de una cuarentona que entraba otra vez en el mercado y se acostaba con chicos jóvenes, a ser una comedia coral y absurda. Dejó de ser el vehículo de lucimiento de Courteney Cox y se la dejó respirar, permitiendo que abrazara aquellos aspectos que mejor funcionaban. Así pasó a ser una comedia mucho mejor y, aunque la actriz no esté en todos los planos habidos y por haber, ha salido ganando. Tiene una serie respetada, ella está muy graciosa en sus escenas y sus fieles la admiran igualmente.

Esta es, en mi opinión, una opción muy inteligente porque los actores de Friends siempre han tenido la extraña idea de que la televisión les debe una serie dedicada enteramente a sus egos. Dan la impresión de pensar que, después del éxito coral, su talento se merece un protagonista absoluto que les granjee más respeto y alimente su estatus de estrellas. Como si un secundario o compartir protagonismo fuera un paso atrás, olvidando que sus cheques de un millón de dólares por episodio les llegaban por ser protagonistas y también secundarios. Pero algunos de ellos creían que tenían derecho a ser protagónicos, el mundo también lo creía y el tiempo ha probado que no era necesariamente así, aunque Matthew Perry aún no lo haya entendido.

El que (de momento y probablemente) siempre será recordado como Chandler primero quiso, al igual que Cox con Dirt, probar suerte en el drama y se apuntó a un proyecto de Aaron Sorkin (Studio 60) que desafortunadamente no renovó para una segunda temporada. Tras la aventura, no obstante, decidió volver a la comedia con una serie hecha a su medida, Mr Sunshine, donde podía dar rienda suelta a su vis cómica-escéptica y que fracasó al cabo de pocos episodios porque ni valía un duro, ni él podía aguantarla. Pero no se dio por aludido y un año después vuelve a estar en televisión con Go On.

En esta ficción de la NBC él interpreta a Ryan King, el presentador estrella de una emisora deportiva que se apunta a una terapia de duelo en grupo para superar la muerte de su esposa. La galería de freaks es tan contundente que, a primeras, recuerda los inicios de Community (cuando parecía seguir principalmente a Jeff Winger) y tiene potencial para ser una comedia simpática porque, al igual que ocurría con Community, tiene unos personajes variopintos que permiten escribir interacciones y relaciones llenas de matices, con sus consecuentes bromas. De momento, destaco a Anne (la lesbiana amargada) y Sonia (un papel que se debió escribir pensando en Melissa McCarthy).

Pero, cuando Perry se pone histérico, lo tira todo por la borda. Cada vez que algún gag está a punto de funcionar, tiene que aparecer y poner alguna mueca retorcida. O levantar la ceja hasta que le llega al cogote. O moverse con espasmos. O escupir leche. O hacerlo todo a la vez. Y, como se ha asegurado ser el nexo de la serie porque se sigue a Ryan King tanto en el trabajo como en su trabajo, Go On puede que nunca alce el vuelo. 

Cabe la posibilidad de que esta sitcom jamás hubiera cuajado aunque se hubiera enfocado de otra forma, pues hay bastantes escenas con buenas intenciones que se quedan a medias, pero Perry las pisotea todas y rebaja sus opciones de funcionar. Él sigue pensando que el mundo le debe ser la estrella indiscutible de algo y en cada plano se nota lo desesperado que está. Ya podría aprender de Courteney, que es mucho más limitada, meta y no se esfuerza ni la mitad. Y ella sí ha conseguido ser una diva en Cougar Town. Humildad.

3 comentarios:

Abril22 dijo...

Una pena que Studio 60 no renovase me la ví este Verano y me encantó. Creo que Perry debería probar más dramas ya no es por Studio 60 es porque su papel en El Ala Oeste era muy molón y porque sus apariciones en The Good Wife me Encantaron en plan político cabronzao. Una pena que ya no salga porque me habría encantado verle contra Peter xD!

davebing dijo...

Lo siento, pero las críticas a Go On ya no cuelan si no le tienes mucha tirria a Perry. No se entienden de otra manera.

olhado_lh dijo...

La entrada me ha recordado a los ultimos capis de la 4T de TBBT, donde las feminas adquieren protagonismo, Sheldon y Wolowitz siguen siendo los amos pero hacerla mas coral le ha sentado bien, al menos a mi me ha gustado.

Sobre Cougar Town, vista la 1T no me acaba de enganchar aunque continuare con ella. Go on no la he catado