lunes, 18 de febrero de 2013

Las tetas de Lena Dunham

¿Qué diría Tina Fey después de ver los nuevos episodios de Girls? En los Globos de Oro bromeó sobre la tendencia de Lena Dunham de desnudarse, ofreciéndole ayuda si alguien le obligaba, cuando todavía simulaba que tenía algo de pudor. Bueno, no lo fingía, pero viendo la segunda temporada queda claro que ella opinaba que le quedaba mucho camino por recorrer.

Puede que su ambición siempre fuera mostrarse como Dios la trajo al mundo tanto como fuera posible y, aprovechando que la HBO le da un apoyo aún más absoluto, en lo que va de temporada ha protagonizado un notable número de escenas de exhibicionismo puro: en tetas en la cama, en tetas en la pista de baile, en tetas jugando al ping-pong y ahora un frontal en la ducha para que haya algo de variedad. Porque Lena y sus atributos (opinan que) lo valen. Esta tendencia a quitarse la ropa, sin embargo, también permite abrir (otra vez) cierto debate. “¿Es necesario?”, preguntan algunos, mientras otros (o los mismos) piensan en voz baja si es indispensable mostrar ese cuerpo en particular tantas veces.

Es interesante leer un artículo al respecto en Vulture donde Brian McGreevy sostiene que esta decisión de la responsable de Girls no es una cuestión de “valentía”, como argumentan algunos admiradores, sino más bien se trata de “narcisismo”. Puede que ella no tenga un cuerpo diez pero, al fin y al cabo, ella se escribe las escenas, ella se las dirige y se las produce. Ella las quiere y sabe, tras la acogida de la primera temporada, que darán que hablar. Otra cosa es que, como él argumenta, este narcisismo es algo necesario en todo artista. La creencia de que algo vivido o pensado se tiene que contar o mostrar porque es interesante y/o estimulante, si se tiene el talento suficiente, permiten la existencia del arte. Y, en el fondo, alaba la figura de Dunham, alegando que puede ser de buena familia pero que muy pocos pasan la criba de pilotos del canal HBO y que su talento, además de innegable, viene acompañado de un espíritu muy trabajador.

En mi opinión, no obstante, no se puede disasociar a Lena Dunham de su cuerpo. Puede que no sea valentía y que se trate de una cuestión de relevancia mediática (que su obra se vea y se discuta debe llenarla de orgullo), pero pocas chicas se han visto en las mismas. Es normalita de cara, tiene un cuerpo descompensado y opta por mostrarlo al mundo como si fuera una patética conejita. Y, a pesar de los pesares, se muestra orgullosa de él. Tiene mensaje. Es abundante, es excesivo pero está allí, donde muchas otras hubieran optado por ocultarlo bajo las sábanas.

Adele dijo en el concierto del Royal Albert Hall que ella considera que en todo álbum suyo debe haber una canción que cuente algo muy íntimo de ella porque así valida la obra y la acredita como algo personal y creíble. Para ella, en su primer álbum fue Hometown Glory y en su segundo fue Someone Like You, que ciertamente le dio el estatus que tiene de diva, estrella y cantante definitiva. Y Lena Dunham, en cambio, prefiere enseñarnos su cuerpo y explicarnos muchas de sus inseguridades a través de las anécdotas de Hannah. Puede que haya mucho de ego y de narcisismo en su determinación, como dice McGreevy, pero también hay mucho de todo lo demás. De intimidad, de personalidad, de realidad, de clase y de autenticidad. Y es arte. Y con ropa probablemente también lo sería. Pero, desnudándose, también deja claro que GIRLS es vulnerablemente ella. Y así sus pechos cobran sentido.

P.D.Podcast: En Yo Disparé a J.R. vamos por otro camino. Comentamos un estreno de David E.Kelley, que reinó en los noventa con El Abogado y Ally McBeal y ahora no da pie con bola, hacemos el comentario semanal de Utopia y analizamos tres regresos muy esperados. Community, que volvió con nuevos showrunners, The Walking Dead, que sigue pulverizando récords de audiencia, y Black Mirror, la serie más discutible del Reino Unido (siempre y cuando no haya Doctor Who esa misma semana). Aquí tenéis la guía minuto a minuto para que os podáis orientar:
- 0’: Presentación, Community y también el desbarajuste en la producción de Up All Night.
- 17’: Monday Mornings, la serie médica de David E. Kelley.
- 29’: The Walking Dead con spoilers del 3x09 con Albertini.
- 53’: Black Mirror, la inquietante serie de Charlie Brooker.
- 67’: El comentario semanal de Utopia (1x05).

Ir a descargar

4 comentarios:

Richard O`Diana dijo...

Pero Péra, ¿La serie sigue valiendo la pena? La priemra temporada me pareción buena, pero esta segunda es francamente decepcionante y hasta da verguenza ajena. Primero por no dar risa, segundo por la autoindulgencia de Lena y ese horripilante capítulo (el cinco) que solo sirve para hacer sus fantasías realidad con Patrick Wilson. Y tercero por alejar al mejor personaje de la serie: Adam. Esta serie es una comedia que no da risa y un drama que a veces colinda con el patetismo.

Flix dijo...

Pues precisamente yo creo que el capítulo cinco ha sido el mejor capítulo de la serie. Ha sido la primera vez que vemos a Lena desnudarse emocionalmente, y la primera vez que logra que exista una conexión con el espectador.

Xavier Diaz Barroso dijo...

La verdad es que me parece un debate, en general, bastante hipócrita. Si estuviera buena no abría debate. No he oído a nadie quejarse o comentar los desnudos de True Blood, por ejemplo. Vale que en ese caso los actores no son los creadores ni dialoguistas, pero en el fondo ese debate se podría extrapolar a muchas series y no se hace. Simplemente porque su cuerpo nos parece grotesco o no estamos acostumbrados a desnudos como los suyos.
Digo eso al margen de la calidad de la serie... en fin!

Series Anatomy dijo...

Me encanta Girls, y me encanta que esté de vuelta. Ahí va mi homenaje ;)

http://seriesanatomy.blogspot.com.es/2014/01/girls-and-city.html

Saludos!