lunes, 4 de marzo de 2013

La víctima definitiva de Ted Mosby

El póster de Amor y Letras, una película que se estrena en menos de dos semanas, se promociona como “La nueva comedia romántica del protagonista de Cómo Conocí a Vuestra Madre”. Creo que pocas veces he visto publicidad menos respetuosa para con su artista. No, no pone Josh Radnor en el anunciado porque sería perder espacio en un nombre que nadie reconocería. Así que, cuando fue a Madrid a presentar el proyecto que dirigió, escribió y protagonizó, se pasó por el #Birraseries, consciente que si quería presentar su película antes tendría que hablar de Ted Mosby.

Este nombre y apellido sí que suenan un poquito más. Es el tipo que lleva ocho años buscando la mujer de su vida por Manhattan mientras discute batallitas en un pub con sus mejores amigos. Curiosamente, a la vez icono televisivo y sinónimo de mediocridad. Famoso por su misión sentimental y completamente olvidable por su físico, su personalidad y las escenas que protagoniza. Y es que el otro día pensaba en los momentos más graciosos de Robin, Marshall, Barney y Lily, porque en los últimos episodios todos ellos habían tenido algún gag memorable, y cuando llegué a Ted me di cuenta que no había tenido ninguno. Ninguno en estos ocho años.

Durante mucho tiempo se habló de él como el straight-man, un personaje con poca chispa que tenía el objetivo de permitir que los demás se lucieran, y recuerdo como en los primeros años solía aparecer en las listas amateurs de los personajes más odiosos de la televisión. Puede que no fuera para tanto, que no fuera tan irritante. Pero sí es verdad que durante todo este tiempo ha sido el eje de una serie y su sentido del humor no brilla ni dentro ni fuera de la pantalla. Sus amigos no le ríen las bromas y el público tampoco.

De hecho, buscándole tres pies al gato, he llegado a la conclusión que quiero conocer a la madre simplemente porque será una víctima. Acabar con un tipo como Ted es prácticamente una condena. Él es esa clase de chicos con quienes no quieres que acaben tus amigas porque son pésimos compañeros de cena. De esas personas que no tienen absolutamente nada interesante que decir, ni pizca de carisma con la que sobrevivir. Y, con su última novia, Carter Bays y Craig Thomas también nos han adelantado que la madre no será una persona especial.

En este punto de la serie, Ted está tan desesperado por encontrar el amor que se conformaría con cualquiera. Incluso la loca de Janet le servía para cumplir su sueño de tener una familia. Por tanto, ocho años de búsqueda para acabar diciéndonos que esa tipeja podría ser cualquiera. Literalmente. Cualquier espécimen con un útero fértil le sirve. Y sí,  será un macguffin, pero tampoco hacía falta que fuera la historia romántica más anodina de la televisión. Pobre señora Mosby.

6 comentarios:

MacGuffin dijo...

El propio Radnor dijo que la serie no se llama Cuándo conocí a vuestra madre... Quien se indigne aún por eso... :)

Un telespectador más dijo...

Pues yo sigo siendo de los defensores de Ted. Si, es anodino, simple, sin gracia, pero no es su cometido tampoco, para eos ya están los otros 4. Él está ahi como el romántico protagonista que necesita encontrar ya a la chica de su vida.
Y no creo que le valga cualquiera, de hecho creo que su historia de amor será bonita y ella será especial. En ningún momento se tomó a la loca en serio y lo han dejado claro desde el principio, solo fue un buen polvo que venía con locura.

Un abrazo

Julio C. Piñeiro dijo...

Si nos repele tanto Ted Mosby es precisamente porque, en el fondo, nos parecemos más a él de lo que querríamos, de lo que nos gustaría reconocer. Nos recuerda a la parte más frustrante de nosotros mismos,... y creo que uno se va dando cuenta de esto cuando se va acercando a la línea vital del personaje en la serie... a partir de la cercanía a la treintena. En resumen, creo que es el personaje más humano de todos ellos,... por eso nos provoca naturalmente esa tirria.

Por otra parte, el Josh Radnor autor-director-actor (a lo Woody Allen) no dista mucho de lo que podría ser un post-Mosby, así que no veo para nada impertinente que incluso promocionándose con lo primero, recurra a lo segundo. Y ojo, que podemos estar ante un sensacional cineasta. Ya van dos, cuanto menos, notables.

Fernando dijo...

El capitulo de el incidente de la Piña de la primera temporada que fue el que a mi me demostró que estábamos ante una gran comedia tenia varios momentos grandes de Ted

Fernando dijo...

osea, y ya se que seria una forma de hablar, que lógicamente si en 8 temporadas no tuviera momentos estaría chunga la cosa, pero es que ese capitulo me parece especialmente grande xD

Angel mtr dijo...

No creo que se le trate objetivamente nunca. Como bien dijo un telespectador más, no es el cometido de Ted el peso cómico de la serie, ni nunca tendría que serlo. No es gracioso ni lo será. El aporta la contraparte, el oxígeno que necesita la serie para seguir. ¿Quién continuaría viendo la serie después de la pérdida de comicidad de Neil Patrick Harris si no estuviera en su interior deseoso de conocer el desenlace de la historia de Ted? Ted es el que da sentido y completa a la serie, nada, absolutamente nada, tendría sentido sin su historia. Podremos criticar más o menos su historia, su sentido del humor,incluso sus valores como actor, pero que es el pilar básico de la serie no es discutible. De hecho hace el mismo papel que el pilar, mantiene la casa pero no se ve, y a no ser que seas arquitecto, poco te importa.