miércoles, 31 de diciembre de 2014

Las mejores series de 2014 (III)

No he querido hacer trampas en la lista de este año. En lugar de fingir que escribía una lista de diez series y acabar metiendo de extras aquí y allá, una opción un tanto cobarde, me he mantenido fiel al principio de exclusión. Pero llegados al podio, me he permitido el lujo de no ordenarlas. Las tres son perfectas y, cuando uno encuentra la perfección, no compara sino que lo celebra. Aquí las mejores series del 2014, probablemente el año que he visto mejor ficción.

1. Transparent
Cuando Amazon mostró el piloto de ‘Transparent’, los críticos americanos se esforzaron en aplaudirla para que se les escuchara y la plataforma de contenidos encargara una temporada completa. Les hicieron caso y Jill Soloway, la creadora, fue muy agradecida. El episodio de presentación era prometedor con su apuesta indie, honesta y temáticamente sorprendente, pero la continuación fue coherente, mantuvo los principios y se volvió más sofisticada si era posible.

El título puede referirse a Morty Pfefferman, el patriarca judío que sale del armario como transexual y que pasa a llamarse Maura, pero pronto Soloway escribió unos hijos con tantos defectos como virtudes a la hora de observarlos como personajes. Maura obliga al espectador a plantearse la experiencia transexual, pero es tan interesante como el resto de los Pfefferman. Sobre el papel pueden resultar prácticamente extraterrestres, pero no existe nada más humano e íntimo que verles quererse, relacionarse y culparse. Son un espejo: que cada cual decida hasta donde quiere verse reflejado.

1. The Legend of Korra
¿La incluyo tan arriba o no? Me he hecho esta pregunta durante estos últimos días. Su desenlace fue hace apenas unos días y el factor tiempo muchas veces afecta y, una vez pasan unos meses, uno se arrepiente de las decisiones tomadas. No será el caso y, si queréis, en un tiempo me decís si me pasé. ¿Una serie de Nickelodeon al mismo nivel que ‘Transparent’ y ‘The Good Wife’? Pues sí y, aunque no lo parezca a simple vista, alguna similitud tienen.

Por ejemplo, Michael Dante DiMartino y Bryan Konietzko quieren y alimentan todos los personajes de su universo desde a la protagonista, una heroína a la enésima potencia, a cualquier secundario y los villanos. Sólo hay que echar un vistazo a la serie anterior, ‘Avatar’, donde incluso dedicaban un episodio a la mascota. Y se parece a ‘The Good Wife’ en el sentido que podría ser “sólo una serie de animación” pero cuenta mucho más: habla de política de forma accesible, hablar de honor y deber, y habla de espiritualidad.

No es HBO pero puede apreciarse el esfuerzo por acercar estas cuestiones a un público infantil y juvenil. Si se hace, además, con unos paisajes y unos colores preciosos, es todavía mejor de ver. Y el final, por razones que no quiero destripar aquí, es historia de la televisión (y el de la tercera temporada, que también se emitió este año, uno de los momentos más tiernos).

1. The Good Wife
Y, finalmente, la habitual de este blog y del podcast (y de mi corazón, no es ningún secreto). Aparecerá en muchas partes porque un episodio en concreto cogió al público y a los periodistas desprevenidos, poco acostumbrados a no enterarse de los giros importantes de antemano. Pero yo la incluyo, en realidad, por las mismas razones de siempre. No finge ser otra cosa que una serie, no intenta transmitir ese insulto encubierto de “parece cine” (algo muy irrespetuoso para el medio), pero es una maravilla.

Tiene la virtud, además, de saber envejecer. Cojamos a Alicia Florrick al principio de la primera temporada y comparémosla con la actual. ¿Son la misma persona? Sí. ¿Pero podríamos imaginar que hubiera cambiado tanto? Ni en broma. Al igual que el universo legal y político de Chicago, los King entienden que los personajes fluyen, las relaciones les afectan y las decisiones les marcan, y se percibe en cada uno de ellos, desde la protagonista al resto del reparto (mirad con atención el viaje de Cary, casi tan complejo como el de Alicia). Por esto y porque encima consigue ser la serie más divertida, tensa y entretenida, ‘The Good Wife’ está arriba de todo (y sospecho que lo estará incluso cuando se haya ido).

5 comentarios:

Sergi Sanz Gil dijo...

Una lista de series del año sin Juego de Tronos ni True Detective. Presumo que te van a caer ondanadas de.. comentarios no muy positivos. De todos modos, y leyéndote todo el año, me parece muy coherente por tu parte, no lo comparto pero entiendo tu lista. Al fin y al cabo es TU lista.

Abril22 dijo...

Otra vez The Good Wife la 1a! No sé si en los USA pasa igual pero aquí en España no dejo de verla en 1a posición en muchos rankings! Ojalá gane todo este año!!

Andrea Carrillo dijo...

Me gusto la serie que protagoniza Jay Duplass, quien también dirigirá sus propio proyecto para HBO titulado Togetherness

Sechusapo dijo...

¿Ni una mención a la segunda temporada de Rectify?

María Alvarado dijo...

Yo agregaría Sr. Ávila a la lista, empezó en 2014 y además es una producción latinoamericana! Tiene toda la calidad de las series de HBO y tiene una trama que no imaginarías que puede pasar en la Ciudad de México, pero que si lo piensas, por la situación de violencia que vivimos, tiene todo el sentido.