jueves, 6 de septiembre de 2012

Los 'salami smokers'

Cada vez que Ryan Murphy estrena una serie de televisión, hay expectativas, un piloto prometedor y un desarrollo bastante torpe. Engañó durante dos temporadas con Nip/Tuck, que después quemó y se convirtió en una parodia de si misma, con Glee y también con American Horror Story, cuyo exceso impidió tener unos protagonistas mínimamente sólidos. Así que, al ver que ahora llega con un nuevo proyecto a la televisión, primero de todo hay que ser cautos.

The New Normal es su primera comedia de veinte minutos y para este proyecto ha cambiado de colaborador, después de contar con Brad Falchuk para sus dos últimas obras. En este caso es Allison Adler, guionista de No Ordinary Family, de Chuck, con quien había trabajado en Glee y también conocida por ser la ex mujer de Sarah Gilbert. Y juntos cuentan el dificultoso proceso de paternidad de David y Bryan, una joven pareja homosexual que decide acoger en sus vidas a la madre de alquiler de su futuro hijo con todo lo que acarrea: una hija más adulta de lo habitual, una abuela de ideas muy conservadoras y lengua viperina, y sus propios sueños y ambiciones.

Como ocurre con casi todas las comedias single-camera (o, lo que es lo mismo, que se desmarcan de las sitcoms tradicionales con público en directo), es difícil imaginar por dónde irá The New Normal. No tanto por cómo se van a aprovechar sus personajes, donde se sale una excesiva Ellen Barkin solamente porque tiene frases muy irreverentes que bordean constantemente el mal gusto (el comentario de “salami smokers”, por ejemplo, se pasa de largo), sino porque cuesta imaginar una estructura de los episodios que consiga mezclar la comedia de personajes con cierta vertiente dramática y encima divertir al espectador. Por regla general, las comedias de las networks, por más que se distancien del modelo sitcom, deben provocar alguna risa.

De momento, si por algo está sonando este estreno es por la decisión de la filial de la NBC de Salt Lake City de no emitirla por considerarla perjudicial para la moral de la audiencia (como también decidieron el año pasado con The Playboy Club, aunque por otras razones y no simplemente homofobia). Y, mientras se le debe dar el beneficio de la duda como obra cómica, también es verdad que tiene algún apunte que me obliga a esperar lo peor de Murphy.

El cameo de Gwyneth Paltrow, por ejemplo, es una excentricidad muy molona pero que distrae enormemente a la hora de presentar la historia en el piloto, al igual que la recurrente presencia de NeNe Leakes, reina de los realities en Estados Unidos, y otra vez Murphy crea un personaje homosexual muy límite interpretado por Andrew Rannells, que remite directamente a Kurt de Glee y que no intenta encontrar al espectador en un punto medio, sino que prueba su paciencia y su nivel de aceptación con un retrato completamente excesivo. A veces no puedo evitar pensar que, por ser gay y luchar por los derechos del colectivo, es paradójico que a Murphy se le dé tan bien los personajes tan ultra-repelentes y que su fuerte sea escribir frases tan extraordinariamente irrespetuosas y homófobas.

3 comentarios:

Pixelwoman dijo...

Una pregunta totalmente "off-topic"... No recuerdo si sigues Damages, pero, si es así ¿qué se sabe del episodio 9 de Damages? Parece que se ha estrenado pero no aparece ni un solo torrent en ninguna parte.
GRacias en cualquier caso!

Crítico en Serie dijo...

Pixelwoman, el otro día andaba buscando tu comentario en twitter y pensé "lo ha borrado". Ahora veo que lo dejaste aquí en el blog. Supongo que a estas alturas ya habrás encontrado el torrent y ya estarás tan impaciente como yo por ver el final. Eché en falta que el episodio del aeropuerto no fuera una especie de 'fly' de Breaking Bad y estuvieran TODAS las escenas del episodio situadas allí. Saltan chispas y es pura televisión cuando están en pantalla Ellen y Patty.

George ! dijo...

A mi parecer "murphy simplemente quiere expresar de una manera totalmente abierta lo que es la realidad homosexual , y aunque estas series permanescan en la intolerancia de la mayoria de los espectadores , a mi me agrada y me gusta la serie ... Espero una segunda temporada y espero que no siga estando dentro de protestas y criticas poco constructivas que lastimosamente se siguen exibiendo de una manera altamente homofobica y en una intolerancia perturbadora hacia lo "anormal"
Tendran que ir acostumbrandose porque como lo dice el mismo ryan ... "Lo anormal es lo nuevo normal !"